DEFENSA PERSONAL FEMENINA – D.P.F

Defensa Personal dirigida principalmente a las mujeres. Técnicas físicas y psicológicas para escapar de un intento de agresión donde el objetivo primordial es evitar ser agredidas, no vencer a nadie. La mejor protección es evitar que se produzca la agresión.

Seguridad, autoestima, confianza … Son sólo algunos de los motivos por los que todas las personas deberían practicar defensa personal.

La Defensa Personal Femenina no es otra cosa que una disciplina que comprende un gran conjunto de técnicas para hacer frente a situaciones de violencia física. No obstante, los beneficios que aporta se extienden mucho más allá.

Nadie está exento de poder ser agredido tanto física como verbalmente. Sin embargo, no hay que obviar que las mujeres, lamentablemente, tienen más posibilidades de que esto pase. La práctica de esta disciplina es recomendable para cualquier mujer no sólo por las técnicas aprendidas en sus entrenamientos, sino por la autoestima que aporta y la relación social que supone entrenar en grupo y más si ha sufrido rechazo de alguna manera.

Lo que se aprende en las clases es aplicable al día a día. Esto son sólo algunos puntos sobre los beneficios que aporta a la defensa personal.

Contacta con nosotros para más información.